Montehermoso Cultural

Montehermoso Cultural

martes, 10 de julio de 2012

Joaquín Sorolla. El cuadro dedicado a Extremadura “El Mercado” y los tipos de Montehermoso


Archer Milton Huntington y Joaquín Sorolla

La historia del cuadro de Joaquín Sorolla dedicado a Extremadura “El Mercado” no se entendería sin la presencia de Archer Milton Huntington, esta persona que gozaba de gran influencia en aquella época era hijo único de un magnate de los ferrocarriles en Estados Unidos, por lo que su padre era uno de los hombres más ricos de América.

Archer Milton Hungtinton
Fundador de la Hispanic Society of América
Fue llevado a estudiar a los mejores colegios de Europa y estando en Londres compra un libro que despierta la curiosidad por España y se apasionó en los aspectos de su cultura. 

Enamorado por tanto de la cultura española, viajó por nuestro país para descubrir los valores históricos, sociales y artísticos de nuestra tierra. 

Entonces le vino la idea de impulsar un museo con lo mejor de las obras de España, con ello pretendía lograr a la vez un amplio archivo fotográfico con lo mejor de la cultura española y con ese objetivo fundó en 1904 la Hispanic Society of América de New York de la que fue presidente.

Fue a través de una exposición que Joaquín Sorolla realizó en los salones de “Grafton” en Londres en 1908 lo que despertó la admiración de Archer Milton Huntington hacia el pintor y entonces decidió hablar con él para convencerle de la posibilidad de realizar una exposición en su país, algo que el pintor aceptó encantado. El éxito que alcanza la exposición en Norteamérica el 4 de febrero de 1909, hace que nazca una gran amistad entre Sorolla y Huntington y es entonces cuando la Hispanic Society adquiere varios de sus cuadros.


El momento más significativo tuvo lugar en Paris en el año 1911, donde coinciden en un hotel y es allí donde Huntington le hace un encargo muy especial y ambicioso, que por aquel entonces se convertiría en la obra más importante de la pintura contemporánea. El trabajo consistía en la decoración de una gran estancia rectangular que con el tiempo se convirtió en el salón principal de la Hispanic Society y que hoy se conoce como Sala Sorolla. Para ello tenía que realizar una serie de 14 impresionantes lienzos de gran tamaño dedicados a representar las regiones de España, la obra se titularía “Visiones de España”.


Joaquín Sorolla y Bastida, 1863-1923
Esta tarea que empezó en 1911 y que terminó en 1919, llevó a Sorolla a recorrer toda España durante los ocho años que duró este trabajo que le ocupó los últimos años de su vida. La obra fue montada finalmente en 1926, ocupando el cuadro dedicado a Extremadura la zona más destacada de todos los murales.

Durante todo el año 1912 el pintor se dedicó a recorrer gran parte de la geografía española, captando imágenes de personas y paisajes para llevar a cabo esta inmensa obra. 

Al terminar el estudio de los posibles emplazamientos encarga el gran lienzo a Bélgica para comenzar esta ardua tarea. En los 8 años que duro el trabajo sufrió el frío y el calor de todos los rincones de España por los que estuvo, algo que afectó seriamente a su salud. 

Joaquín Sorolla: “El Mercado” Extremadura
Fue en enero de 1917, hace más de 95 años, cuando Joaquín Sorolla vino a Extremadura por primera vez con la idea de pintar su visión de la región. Estuvo en Mérida y se quedó impresionado de sus restos romanos. Luego visitó Cáceres y su parte monumental le apasionó. A Plasencia llegó en tren y allí fue donde observó a unas gentes peculiares de singular vestimenta que venían cada martes al mercado y que le dieron la idea de representar el cuadro dedicado a Extremadura. El mal tiempo de aquel entonces le llevó a aplazar este trabajo. 

En otoño volvió a Extremadura, recalando en Plasencia el 20 de octubre acompañado de su discípulo Santiago Martínez Martín, “el señor Santiaguito” como le llamaban cariñosamente los Montehermoseños y al que apreciaban por su buen humor y simpatía. 

Sorolla rehusó hospedarse en el antiguo Hospicio de la Diputación, lo que actualmente es hoy en día el centro de la UNED. Ante esta situación y enterado el alcalde de la ciudad Fernando Sánchez-Ocaña Silva decidió ofrecerle su casa. Como además era un gran aficionado al arte le enseñó varios jardines para que pudiera utilizarlos como estudio. Al final eligió el Jardín de Las Algeciras en la casa de su madre. Es aquí donde posaron los Montehermoseños vestidos con sus tradicionales y coloridos trajes típicos y que tanta admiración causan cuando el publico los ve en la Sala Sorolla de la Hispanic Society.

Buscando el emplazamiento para el cuadro en el Puente de Trujillo, junto al río Jerte

Extremadura “El Mercado” fue pintado en Plasencia entre el 20 de octubre y el 4 de noviembre del año 1917. Como dato curioso queda el que compró varias fotografías a su suegro Antonio García para documentarse y encontrar el escenario adecuado, este además le buscó el encuadre y se lo vendió.

En este lienzo de grandes dimensiones que ocupa un lugar preferente en salón principal de la Hispanic Society, se ve una bella panorámica de Plasencia a su entrada por el Puente de Trujillo y como telón de fondo tiene la Catedral y el Palacio del Obispo.

Sorolla pintando en el jardín de Las Algeciras junto a la fuente donde los montehermoseños posaron como modelos para el pintor ataviados a la usanza tradicional y siendo inmortalizados en la conocida obra "El Mercado" Extremadura.

En Plasencia, Sorolla trabajó en el jardín de Las Algeciras, junto a la fuente, en los cachones del Jerte y en el Puente Trujillo donde enmarcó finalmente 'El Mercado'. La obra en la que refleja la hermosa luz del otoño no fue acabada en Plasencia, ya que finalmente (creo que ante su enfermedad, ya que se cogió un buen resfriado) la terminó en su casa de Madrid.

Realizando el boceto de la piara de cerdos.

Realizó bocetos de los montehermoseños y montehermoseñas con sus trajes de gala, sus gorras, sombreros y zamarras, todos vestidos a la antigua usanza. Además también plasmó otros bocetos con una piara de cerdos cerca de río para añadirlos al cuadro. Cuando llovía o estaba nublado dejaba de trabajar porque le cambiaba la luz y no podía plasmar su luminosidad en el lienzo. Su ayudante Santiago Martínez Martín tuvo mucho que ver en el detalle de la visión del conjunto monumental de Plasencia que forma parte de la escena de la obra.
Boceto de la piara de cerdos de Sorolla

Los paisanos de Montehermoso en el cuadro de Sorolla
Hay que destacar que antes de todo esto, a Sorolla le quedaba una tarea nada sencilla para poder comenzar el trabajo que tenía en su cabeza, convencer a un grupo de paisanos de Montehermoso a que posaran para él y así poder culminar su obra sobre Extremadura.

Fernando Sánchez-Ocaña Silva le recordó que conocía a algunas personas del pueblo que acudían al mercado. Así fue como localizó a Rafaela Garrido que vendía huevos los martes y a la que le encomendó la tarea de buscar a un grupo de mujeres y hombres vestidos con sus mejores galas para pintarlos en un cuadro por un jornal de 10 pesetas por día y corriendo con los gastos de la posada. Al final pagó 80 duros a los modelos Montehermoseños. Genaro Iglesias que también estaba entre el grupo de paisanos y tenía muy buena relación con el entonces alcalde Plasencia, aunque siempre decía que la cara que aparece de él no es la suya.

Varios de los Montehermoseños posando con Joaquín Sorolla en el jardín de Las Algeciras. Las personas que aparecen en la foto son: Santiago Martinez, Matilde Galindo, Genaro Iglesias (con la zamarra), Fernando Sánchez-Ocaña Silva, Joaquín Sorolla, Fructuosa Sánchez Garrido (la niña), Isabel Galindo (al lado de la niña) y la criada. Fotografía: José Díez (Plasencia).

Entre este grupo estaba Marcelina Domínguez Garrido “Tía Marcelina Carrasca”, pero ella dijo al principio “que no la pintaba nadie, que ella era muy decente” (estaba viuda y creía que por aquel entonces eso estaría mal visto). El alcalde tuvo que enviarle aviso para calmarla y por fin a los pocos días de la llegada de Sorolla, vinieron ella y algunos parientes más, dispuestos a posar para el artista.

Marcelina Domínguez Garrido "Tía Marcelina Carrasca" pintada por Sorolla

A Marcelina le tenían especial cariño por su simpatía y viveza, cuando Sorolla le decía que se colocara el pañuelo ella no paraba de gesticular con el particular salero de las montehermoseñas y cuando por fin se lo colocó enlazado a su barbilla se dispuso a pintarla tal y como posó.

Este cuadro se lo regaló el pintor a la familia Sánchez-Ocaña Silva y durante mucho tiempo era la admiración de todo aquel que pasaba por esta casa y veía el cuadro desde la ventana, en especial de los paisanos que veían con admiración y orgullo “el retrato de la Marcelina”. Esta mujer vivaz y valiente tenía un horno para hacer pan para los vecinos. En una de las visitas De Ruth Matilda Anderson a Montehermoso le comentaba como posaron para Sorolla.

* “¡Ay madre, cuanto nos cansábamos! Posábamos desde las 10 a las doce de la mañana mientras pintaba. Salimos en el cuadro como éramos, lo mismo que el color de nuestros vestidos. En el grupo Genaro Iglesias vestía la zamarra de cuero, a la izquierda está Matilde Galindo. La niña es Fructuosa Sánchez Garrido, luego está Isabel Galindo, y luego su criada. Jacinto Galindo estaba en el cuadro, pero no en la fotografía, asimismo Rafaela Garrido y Rafael Galindo. Tuvimos que posar de muchas maneras y esto nos cansaba, pero ellos nos mantenían de buen humor; el señor Santiaguito (Santiago Martínez Martín) estaba siempre alegre”.

*Spanish Costume, Extremadura - Ruth Matilda Anderson - The Hispanic Society of America. New York, 1951

Como iba a pensar esta noble y simpática montehermoseña que el cuadro viajaría más tarde a América y seria visto por miles y miles de personas. Cuantas veces contó esta historia a su familia, sobre todo a su nieto "Chencho" que se quedaba escuchándola entusiasmado. El retrato que regaló a Fernando Sánchez-Ocaña Silva de Marcelina Dominguez Garrido se realizó en unos días de lluvia en los que Sorolla no podía pintar en el exterior del jardín de Las Algeciras. Marcelina es la que está de espaldas en el cuadro de "El Mercado".

Con su sombrero característico y siempre trajeado, el artista disfrutó con la sencilla charla de sus modelos y ese singular habla que tanta gracia hacia a su discípulo “el señor Santiaguito”. El fotógrafo placentino José Díez nos dejó algunas imágenes de las jornadas de trabajo del pintor y de los modelos montehermoseños acompañados de Sorolla, Santiago Martínez Martíny el alcalde de Plasencia Fernando Sánchez-Ocaña Silva en el jardín de Las Algeciras.

A su amigo y mecenas Archer Milton Huntington le escribe varias veces desde Plasencia, en una postal del Santuario de la Virgen de la Salud, el 3 de noviembre le anuncia su marcha. «Estoy en Plasencia pintando el panel Extremadura algo cansado y triste, por tanta pena que pesa en mi amarga España». Al día siguiente, y aunque no había terminado de pintar el lienzo, lo pliega y vuelve a Madrid con su ayudante Santiago.

El 2 de noviembre escribía «horas felices....como en mis buenos tiempo, ágil, trabajando con verdadera fe; hacía muchísimo tiempo que no pintaba lo de esta mañana. El cuadro va muy adelantado. Trece días hace hoy que llegamos y ya está moralmente concluido; pedir más sería locura...».

El pintor sentía el paso de los años, por lo que la edad y sus continuos viajes por España empezaban a fatigarle. El 22 de noviembre, en Madrid, escribe de nuevo a Huntington una carta personal en la que le comenta lo siguiente. “El extremeño es muy interesante por las personas; y el hermoso conjunto de la ciudad de Plasencia, iluminada por el sol de la tarde”.
Autorretrato de Joaquín Sorolla y Bastida, 1904

Los montehermoseños que aparecen en el cuadro son: Rafaela Garrido, Marcelina Domínguez garrido, Isabel Galindo, Fructuosa Sánchez Garrido (la niña), Genaro Iglesias, Jacinto Galindo, Rafael Galindo y Matilde Galindo.

Joaquín Sorolla: Extremadura. "El Mercado". Óleo sobre lienzo, 351 x 302 cm. Año 1917.
The Hispanic Society of America (New York)

DATOS PARA LA HISTORIA: 
Archer Milton Huntington (1870-1955) nació en Throggs Neck (Bronx) Nueva York, el 10 de marzo de 1870. Era hijo de Collis P. Hungtinton, fundador de la compañía de ferrocarriles Central Pacific Railroad y de los astilleros Newport News Shipbuilding and Drydock Companies y una de las mayores fortunas de América al principio del siglo XX. De su padre, este rico industrial norteamericano recibió una de las mayores fortunas de Estados Unidos. Desde muy joven mostró un gran interés por la cultura española, viajando en 1892 con tan sólo 20 años hasta España para conocer su cultura y sus gentes. 

La Hispanic Society of America fue Fundada por Archer Milton Huntington el 18 de mayo de 1904. Abrió sus puertas por primera vez al público en 1908, está ubicada en la llamada Audubon Terrace, situada en la avenida Broadway entre las calles 155 y 156 de Nueva York.

Fachada principal de la Hispanic Society of America en Nueva York

Joaquín Sorolla y Bastida (1863-1923) Nació en Valencia en 1863, en el seno de una familia modesta. A los dos años quedó huérfano y fue recogido por sus tíos maternos. Los estudios no le llamaban la atención, sintiendo gran inclinación por el dibujo y la pintura. El director de la escuela aconsejó que el pequeño Joaquín fuera matriculado en la Escuela de Artesanos, donde asistió a las clases nocturnas de dibujo del escultor Cayetano Capuz. Sorolla es uno de los máximos exponentes del impresionismo español. 

Las visiones de España" son un conjunto de 14 piezas que suman 200 metros cuadrados, 14 murales pintados al natural entre 1912 y 1919. Es la obra más importante de Sorolla y también uno de los más importantes conjuntos pictóricos de todo el siglo XX. En el año 1917 solamente pintó un panel, "El Mercado. Extremadura".

Sorolla trabajó sin descanso entre 1912 y 1919 para poder completar la obra encargada “Visiones de España” compuesta por catorce paneles que reflejaban estampas y tipos de España. Por este trabajo recibió 150.000 dólares. Al poco tiempo de acabar su obra sufrió un ataque de hemiplejia en su casa de Madrid en abril de 1920 y murió tres años después, por lo que el pintor no pudo ver finalmente expuesta su exposición en la Hispanic Society of America, ya que murió en el año 1923 y la obra completa finalmente se montó con motivo de la inauguración de la sala Sorolla en 1926.

                               Inauguración de la Sala Sorolla en la Hispanic Society of America en 1926

Los catorce lienzos que componen la colección “Visiones de España” son los siguientes: Andalucía “El encierro”. Ayamonte “La pesca del atún”. Sevilla “Los Nazarenos”. Sevilla “El baile”. Sevilla “Los toreros”. Aragón “La Jota”. Castilla “La fiesta del pan”. Navarra “El Concejo del Roncal”. Guipúzcoa “Los bolos”. Galicia “La Romería”. Cataluña “El pescado”. Valencia “Las grupas”. Extremadura “El mercado”. Elche “El palmeral”.

Joaquín Sorolla “El Mercado” y los tipos de Montehermoso
Montehermoso, Imágenes para la Historia (1ª Parte)
Proyecto de Investigación "Díálogos para la Historia"
Juan Jesús Sánchez Alcón 


Montehermoso: Imágenes para la historia

Montehermoso: Imágenes para la historia

Historias, leyendas y anécdotas de Montehermoso

Historias, leyendas y anécdotas de Montehermoso

Enlace al Blog Montehermoso Natural

Enlace al Blog Montehermoso Natural
Educación Ambiental, Fauna y Flora, Medio Ambiente, Naturaleza, Ornitológia, Senderismo y Voluntariado Ambiental

Montehermoso Natural Sitio web en Facebook

Flora, Fauna y Aves

El Tiempo en Montehermoso

Buscador de artículos

Cargando...